sábado, 2 de enero de 2010

DOLOR


Entre las hojas del universo no busqué sino,
tus inasibles pupilas: racimo de negras uvas.
Al alejarte, el mar me lanzó su libro de arena,
y es allí donde publicó mi actual tristeza.

Noches en que tu risa se amarraba al sueño
y risueña acostábase conmigo.
Hoy es un sonoro cuchillo acechando mi cara,
mientras tu ausencia, va dibujando mi vida de rectángulo.

Sepan que en su afán de hostigar de todos modos,
el dolor va llamando puerta por puerta.;
no hay candado, escudo, ni cobijo que se resista.

Pero es en la casa del enamorado,
donde casi siempre deja un cruel telegrama,
con su lista innumerable de vagos e ingratos recuerdos.

5 comentarios:

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Tocayo, me emociona mucho que estrenes este año con este soneto tan precioso, que tu musa te acompañe estos 365 días para disfrutarte en pleno, ¡¡¡Feliz Año 2010!!! quien te quiere un montón, besos

Guirroma dijo...

JOSE MI AMIGO QUERIDO DE HACE YA AÑOS,UN LUJO PODER LEERTE.
TE QUIERO MUCHO Y LO SABES,UN VENTUROSO 2010 PARA VOS.

Vicky E.Durán dijo...

Excelentes versos plasmados de nostalgia.
Un abrazo y feliz 2010.
Sinceramente
Vickie

josep dijo...

Gracias tocayita te quiero mucho, tú estás en todas siempre.
Un abrazo
José

josep dijo...

Vicky tú siempre tan consecuente con mis versos.
Te mando un racimo de besos.
Josèpanton